SoloAnimal > Los refugios de animales

Los refugios de animales

Los refugios son asociaciones u organizaciones sin ánimo de lucro que cuentan con instalaciones acondicionadas para dar cobijo a animales sin hogar, que han sido abandonados por sus dueños o se han perdido.

Dentro de los objetivos de un refugio, además acoger, cuidar y proteger, es la denuncia de los casos de abandono y maltrato, promover la defensa de los derechos de los animales y procurarles un nuevo hogar.

Los animales que son rescatados por el personal de situaciones de abandono, violencia o maltrato y los que son entregados al refugio, estarán en el centro de acogida hasta que su dueño lo reclame, en el caso de una mascota perdida o sea adoptada, en el caso de un animal abandonado.

No todos los animales son adoptados, el tiempo de permanencia en un refugio es indefinido, recibiendo el resto de su vida los cuidados y atenciones necesarias por personal generalmente voluntario.

Otro objetivo que pueden tener estos centros es la búsqueda de casas de acogida. Muchas veces llegan al refugio animales que necesitan cuidados o tratamientos especiales que no se les puede proporcionar, pero una vez recuperados pueden regresar al refugio hasta que encuentren un hogar definitivo.

El surgimiento de estos refugios tiene su origen en los incontables casos de animales abandonados. Suceden todos los días, pero existe un mayor número durante la época de vacaciones; quienes tienen mascota y no saben que hacer con ella las dejan abandonadas y hay quienes durante las vacaciones permiten a sus hijos tener una, pero al momento de regresar a su vivienda habitual, no hay sitio para un nuevo integrante de la familia y éste queda a su suerte.

Esto se repite año tras años en las zonas vacacionales y poco puede hacer la legislación para impedirlo, ya que las personas que abandonan o maltratan a un animal, carecen de escrúpulos y nada les impide volver a recaer en la misma conducta las próximas vacaciones.

Muchos refugios, con el fin de recaudar fondos para su mantenimiento, desarrollan actividades y ofrecen servicios de entrenamiento de animales de compañía, cuidados veterinarios y castraciones de bajo costo. Otra fuente de financiación con las que suelen contar son los donativos y las cuotas de socios.

Gracias a personas generosas, que aman a los animales y que valoran la tarea que realizan los refugios, periódicamente contribuyen con una pequeña cantidad, que sumado hace mucho.